#aJuicioDe @elreportero || Economía Colaborativa

COMPARTIR:

El cada vez más pródigo tema de Uber y su legalidad -o falta de ella- siempre tiene que ver con la extraña tendencia de las autoridades de p...

El cada vez más pródigo tema de Uber y su legalidad -o falta de ella- siempre tiene que ver con la extraña tendencia de las autoridades de preocuparse sobre la cada vez más frecuente economía colaborativa no para fomentarla, sino para tratar de ahogarla y erradicarla.

Ahora sabemos que nuestra casa, el coche, incluso los hobbies se convierten en una fuente de ingreso, de eso se trata la economía colaborativa; irónicamente, las autoridades buscan por todos lados la forma de inhibirla, pero no porque les preocupe la seguridad o la legalidad, sino para proteger sus intereses clientelares con los verdaderos villanos de la historia: los taxistas.

El de los taxis es un monopolio protegido, y a quienes se benefician de él les interesa mantenerlo así, y esto no es prerrogativa mexicana, por supuesto; las mismas razones sin sentido se han esgrimido en Berlín, en Bogotá, en Londres, en Buenos Aires, e incluso en Cancún; el esquema de taxis a la vieja usanza es un muy redituable mecanismo de extracción de rentas, tanto económicas como políticas.

Sin embargo, los cada vez más ridículos intentos de eliminar la economía colaborativa son precisamente eso: un mezquino y vano propósito que llegará a nada.

La economía de los activos compartidos ya está generando una disrupción indetenible en México, y así podemos ver y disfrutar servicios como los de Uber y Cabify, que ofrecen movilidad más eficiente, Airbnb con magníficos servicios de hospedaje, y Upwork con proyectos y trabajadores freelance.

El crimen cometido contra Mara Castilla fue un ejemplo de cómo estas nuevas tecnologías hacen mucho más difícil ser impunes al ejercicio de la ley cuando se delinque; el responsable del homicidio fue localizado prácticamente de inmediato y ya en este momento está declarando ante las autoridades. Fue un error realmente bobo por parte de las uniones de taxistas usar ese caso para tratar de inhibir el crecimiento de esas plataformas, porque los usuarios no son tontos; por cada caso en Uber o Cabify, hay cientos que sus propios choferes ejercen, casi bajo la total impunidad y con pocas posibilidades de ser aprehendidos, diversos ilícitos que son documentados fielmente por los medios.

Evidentemente, la polémica estará siempre servida en el caso de la economía colaborativa, pues por cada persona contenta que usa de este tipo de servicios, habrá una que los venda y esté, lógicamente, enojada por ya no poderlos usufructuar como antes.

Así pues, son doblemente ridículos los intentos del Estado de prohibir estas innovaciones y nuevos mecanismos, de hecho el Estado no debe enfocarse en que no haya competidores para los taxis, porque esa regulación genera pocos beneficios y muchos costos.

Obviamente, el sufrimiento de los taxistas tradicionales es compartido por el Estado por el uso clientelar y político que asegura a uno la existencia del otro, y viceversa; el pago de favores o componendas políticas se traduce en protección y salvaguarda de intereses cupulares.

Es por ello que a este tipo de tecnologías se les denomina como disruptivas, porque generan un cambio profundo en la forma y en el fondo de hacer las cosas, tanto el Estado como las organizaciones de taxistas, y de paso de hoteleros y de empresas de administración de recurso humano, deberán adaptarse y aprender a vivir con ellos, porque están aquí para quedarse.

Es cierto, estas disrupciones tienen el potencial de poner nuestro mundo totalmente de cabeza, y las cosas se pondrán realmente densas y complicadas cuando el Estado tenga que tomar cartas en el asunto por venir, y que tendrá implicaciones mucho más serias que las actuales, pues está prácticamente a la vuelta de la esquina la llegada de los autos y los camiones sin chofer. La tecnología existe, se ha probado y ya está lista para ser comercializada a escala mundial, y entonces sí, las consideraciones económicas, éticas y sociales serán completamente distintas.

Mientras ello ocurre, es importante dejar trabajar y consumir a quien quiera hacerlo, en vez de pretender prohibir por mandato de ley una profunda e indetenible innovación de mercado.

Columna publicada originalmente en el periódico El Sol de León

LOCO Y DIVERTIDO$type=grid$rm=0$sn=0$count=3$va=0

INDIGNANTE$type=sticky$rm=0$sn=0$count=3$va=0

Nombre

Editorial,26,JAZC,7,Redes,1,
ltr
item
José Antonio Zapata Cabral: #aJuicioDe @elreportero || Economía Colaborativa
#aJuicioDe @elreportero || Economía Colaborativa
https://blogger.googleusercontent.com/img/b/R29vZ2xl/AVvXsEhGnkwSDVCGY_C-cnU0wesFINgoKoYuTOFgA0zBwfxyO8zAOAHJZtcGkhU121un4E8Jw19pAVPZt_fZOyKhoTl04zbAFh3h7332NFbQy1CwwDLaaiuInKLU-Ct-z-EKYMA-AkkpyQe1c3ba/s320/ajuiciode.jpg
https://blogger.googleusercontent.com/img/b/R29vZ2xl/AVvXsEhGnkwSDVCGY_C-cnU0wesFINgoKoYuTOFgA0zBwfxyO8zAOAHJZtcGkhU121un4E8Jw19pAVPZt_fZOyKhoTl04zbAFh3h7332NFbQy1CwwDLaaiuInKLU-Ct-z-EKYMA-AkkpyQe1c3ba/s72-c/ajuiciode.jpg
José Antonio Zapata Cabral
https://www.antoniozapata.com/2017/09/ajuiciode-elreportero-economia.html
https://www.antoniozapata.com/
https://www.antoniozapata.com/
https://www.antoniozapata.com/2017/09/ajuiciode-elreportero-economia.html
true
4682808836931949479
UTF-8
Todas las notas cargadas No se encontraron notas VER TODO Leer más Responder Cancelar respuesta Borrar Por Inicio PÁGINAS NOTAS Ver todo TE RECOMIENDO ETIQUETA ARCHIVO BUSCAR TODAS LAS NOTAS Ninguna nota coincide con tu búsqueda Regresar Domingo Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado Dom Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Enero Febrero Marzo Abril Mayo Junio Julio Agosto Septiembre Octubre Noviembre Diciembre Ene Feb Mar Abr Mayo May Jun Jul Ago Sep Oct Nov Dic hace un minuto hace $$1$$ minutos hace una hora hace $$1$$ horas Ayer hace $$1$$ días hace $$1$$ semanas hace más de 5 semanas Seguidores Síguenos PARA VER ESTE CONTENIDO PREMIUM SIGUE LAS INSTRUCCIONES: PASO 1: Comparte esta nota en cualquiera de estas redes sociales PASO 2: Haz click en el vínculo que compartiste en esa red social Copiar todo el código Seleccionar todo el código Todos los códigos se copiaron en tu portapapeles No se pueden copiar los códigos / textos, por favor usa [CTRL]+[C] (o CMD+C en Mac) para copiar Tabla de contenidos